+34670243552

El sexo todavía sigue siendo tabú para mucha gente, aunque realmente, lo que da apuro es hablar de los problemas sexuales. 

Por eso, la adicción al sexo es probablemente un tema que se discute más cómodamente entre la familia o los amigos cercanos antes que con un profesional.

¿Por qué nos volvemos adictos al sexo?

No hay una única razón por la que la vida de una persona gira entorno al sexo, pero en general hay razones biológicas, psicológicas y espirituales que pueden influir.

La falta de afecto, las experiencias negativas en torno al sexo o al amor… .

Cómo detectar si eres adicto al sexo

¿Tu comportamiento sexual te está causando problemas? ¿Te aterroriza hablar de embarazos? ¿Has conontraído o transmitido una enfermedad de transmisión sexual?

No tener cuidado con el sexo seguro, tener sexo al azar o tener múltiples parejas son signos de adicción al sexo. 

Muchas personas diagnosticadas como ninfómanas (adictas al sexo), incluso tienen relaciones sexuales, se masturban o ven porno en el lugar de trabajo poniendo arriesgándose a ser despedidos. 

Incluso si esto se hace fuera del lugar durante la hora del almuerzo, estas actividades muestran una falta de control y la incapacidad de separar los comportamientos apropiados e inapropiados.

La pornografía para muchos adictos al sexo combinada con la masturbación regular es la piedra angular.

Otros problemas no tan fáciles de detectar son aquellos que tienen que ver con cuánto tiempo pasa un individuo en el sexo.

A menudo, el adicto cancela sus planes de salir y prefiere quedarse viendo porno, y/o masturbarse. Las personas con una adicción al porno pasarán cantidades desmesuradas de tiempo viendo videos y películas.

¿Eres incapaz de tener una relación sentimental y pasas de una a otra? ¿Prefieres tener rollos de una noche? 

Existe una delgada línea que separa a las personas adictas al sexo de las que tienen un alto interés por mantener relaciones sexuales, pero no llegan a estar condicionados. 

Una persona con un alto deseo sexual está satisfecha con el sexo, el adicto no. Necesita constantemente tener la sensación previa al acto sexual e incluso teniéndolo.

¿Hablas con frecuencia de sexo?

La gente tiende a discutir temas de su interés, acontecimientos diarios o eventos que han experimentado.

Si sientes el impulso constante de hablar de sexo y pornofrafía como si no hubiera otro tema.

Esto es curioso, porque un ninfómano puede no hablar de ello, sintiendo vergüenza y culpabilidad, o puede sacarlo a relucir en momentos inapropiados.

Muchos adictos al sexo se avergüenzan de sí mismos y mantienen su adicción en secreto por miedo a perder amigos. 

¡No es malo que te guste mucho el sexo y quieras disfrutar de él! Pero no dejes que esto modifique tu estilo de vida.

Ser adicto al sexo en pareja

Es bastante normal que dos personas en una pareja tengan libidos diferentes. También es bastante común que el sexo ponga en tensión una relación.

La forma en cómo reaccionas a que tu pareja diga NO o lo insistente que seas con ese tema puede hacer que surjan problemas en la pareja.

Ser infiel no guarda relación directa con ser un adicto al sexo, sin embargo, a menudo los adictos ni siquiera están interesados en el acto sexual, sino en el comportamiento repetitivo que lleva al acto.

El flirteo que crea los niveles de dopamina que el adicto anhela.

Desde Relax Venus te animamos a que si eres adicto, busques la ayuda de un profesional, ninguna adicción es buena. Para todo lo demás, ¡aquí nos tienes! Tu lugar para evadirte y disfrutar del sexo.

Call Now Button
WhatsApp chat